Marató de Barcelona

Acabar mi primera Maratón, que sea la de Barcelona y además estar en la portada de su  Facebook ... que quieres que te diga!!!



No podía imaginarme que me gustaría,  a mí, hombre de montañas! Que me proporcionaría tanta satisfacción. Me sorprendo sintiéndolo y escribiéndolo! Encima me atrevo a pensar en repetir! Tengo que reconocerlo,  estoy enganchado al maratón!

Por mucho que tuviera ganas del titulin “Maratoniano” , tantos kilómetros corriendo a ritmo constante me hacían dudar. Al final, aprovechando la oportunidad que tenía de correr la Marató de Barcelona, me decidí!

Tengo muy claro que visto la edad del artista, por encima de ritmos y kilómetros semanales, lo MAS importante es conservarse. Tengo mucho por correr aún!  Así que nada de ritmos frenéticos ni de montón de kilómetros de entreno, El plan era 1 día a ritmo ( unos 10-12 kilómetros entre 5'20 y 5'40), 1 día de fuerza (circuito con cuestas / escaleras)  y para otro la tirada larga de 20-25 kilómetros (esa distancia la tengo muy bien asimilada) para un total de unos 40 kilómetros semanales.
Otra cosa muy, pero que muy sorprendente para mí, fue madrugar para salir entrenar antes de ir a trabajar. Fiplando! YO madrugo para salir a correr!  Si señor. Ya soy un flipao!  Pues...le cogí gusto! Se transformó en costumbre necesaria.


Un mes antes de la Maratón participé en la media Maratón de Barcelona +  una previa de 10 kilómetros organizada antes de la salida de la media . El resultado fue muy bueno. Ritmo de 6’ y muy poco (muy mío) por km para un total de 3h06 los 31km. Primera satisfacción! La segunda fue la rápida recuperación,  dos días después estaba de nuevo con las zapas en los pies.

Hablando de satisfacciones, estar presente en la línea de salida, visto todos los percances que te lo podrían impedir y lo hipocondríaco que te vuelves  la última semana, es una y grande!  Qué ambiente.  Hace un día perfecto: sol y fresco.  Emoción. La piel de gallina la dejamos para después. Ahora hay mucho...respeto? miedo? dudas?  De todo. Yo, y otros 19000, empezamos la aventura.

Des de el primer momento cogí mi ritmo (alrededor de los 6'/km) y intenté, tanto en cuerpo como en mente, ir de "paseo" por esta preciosa ciudad.
Plaça d'Espanya, Camp Nou, Gran Vía, Paseig de Gracia, Sagrada Familia, Litoral, Arc de Triomf, Plaça Catalunya, Catedral, Puerto...  Y todo la misma mañana!  Ni que fuéramos en el bus turístico!  A todas estas maravilla, tengo que añadir otra: mi chica haciéndome  avituallamientos al 14, 28, 38. Inimaginable lo que puede ayudar!

Kilómetro 10: 1h02  -  kilómetro 20 :  2h03  -  kilómetro 30 : 3h07.  Voy genial.  Cómodo.  Pero es una maratón no un paseo y...sin avisar empieza a molestar seriamente la rodilla izquierda. La cintilla. Tengo que  regular, sea como sea. Cuando aprieta mucho, ando un poco y voy aguantando.
Hasta que llegas al 41 no te lo crees. Tienes miedo que empeore demasiado y no puedas acabar. Pero al final hubo fiesta. Como decía al principio: piel de gallina. Entrar en la última curva de la llegada es...memorable. Creo haber lanzado un ohhhhhhhh de sorpresa al ver tantísima gente, sin contar que tener el arco de meta  a vista es el gran subidón! Estoy seguro que llegas con cara de tonto, mejor dicho: cara de pura satisfacción!


Satisfacción. Me doy de cuenta de las veces que repetí esta palabra y  es el mejor  resumen de mi primera Maratón!

Una inimaginable  satisfacción!  Gracias Barcelona.

Agradezco a la #ZurichMaratoBcn el haberme enviado la foto de portada del Facebook en tamaño real! Todo un detalle.

¡Un paseo  memorable!

La frase:
"No sobreviven los más fuertes, ni los más inteligentes, sino aquellos que se adaptan mejor a los cambios” – Charles Darwin
Publicar un comentario en la entrada