Mi Trail Camino de Santiago. De Sarria a Santiago 120Km en 2 etapas


Pues ya está. Sarria –Santiago de Compostela y sus casi 120Km de ese Camino del que tanto se habla y que sinceramente, se lo merece. Ya está.

Quedarán en memoria horas solitarias en caminos no tan solitarios. Paisajes llenos de  bosques y arroyos,  de aldeas con sus nieblas y sus endemoniados perros. Sin olvidar los famosos duendes que a veces se empeñan en cambiarte los  mojones, haciendo que algunos kilómetros sean “más kilómetros” que otros. Eso sí, siempre lo hacen por alguna razón turísticoeconómicaurbanística de peso.

Pero puede que lo más importante sea justamente lo que no retuvo la memoria. Eses periodos  de “mente en blanco” donde las percepciones adquiridas por los sentidos van directamente al interior. ¿Es eso la espiritualidad?

En lo deportivo, el Camino es un camino exigente. Si los desniveles no son impresionantes, el porcentaje medio de las cuestas lo son: algunas necesitarían barandillas. Es un sube/baja continuo, tan continuo que os puedo asegurar que las “montañas rusas” no son rusas, son gallegas. Si nos olvidamos de la zona del aeropuerto y la TVGA, no hay un kilómetro llano en todo el recorrido.

El porqué!
Después de mes y medio a medias (tendinitis de Aquiles y muy poco entreno), después de muchas reflexiones sobre lo que realmente me gusta, deportivamente hablando claro está. Me decido a probar una tirada larga para ver cómo va todo y, visto el año Xacobeo: vamos al camino de Santiago.
El planteamiento es una primera etapa de 50 Km. entre Sarria y Palas de Rei y una segunda etapa, de 66Km (que resultaran casi 70km) entre Palas de Rei y Santiago de Compostela.
Para el material, los valores seguros: El zurrón (léase mochila) Raidlight endurance, Zapatillas Salomon XT Wings, el callao (lease bastones) y para la alimentación-hidratación bocatas de pan Bimbo con queso de untar y membrillo (o pavo), isostar.  Así que….


Etapa 1: Sarria - Palas de Rei.  (50km)
Sábado 26 a las 8h20. Cojo el primer  autobús que sale de Monforte hacia Sarria. Me hubiera gustado salir más temprano pero no tenía mejor opción y visto que me tenían que venir a buscar a Palas de Rey…, no  exageremos...que bastante hacen ya por nosotros nuestras medias naranjas.

Un poco antes de las 9 llego a Sarria y me dirijo al Albergue, que a estas horas ya está completamente vació,  para poner el primer sello a mi credencial. Inicio el Camino a las 9h10. No tardo mucho en darme de cuenta que estamos realmente en un fin de semana de Año Xacobeo. Empiezo a adelantar multitud de gente que te va saludando con el típico “Buen camino” con acentos tan diversos que te confirman, si fuera necesario, que estas en un camino universal.

A pesar del permanente sube y baja, la primera parte hasta Portomarín (22,4Km) se hace bastante bien.  Una vegetación espectacular, mucha agua y unos caminos preciosos nos lleva hasta el borde del rio Miño y su “Ribeira Sacra”.
Media hora de espera en la Iglesia de Portomarín para el sello (Una boda!) y seguimos…
  Al salir de Portomarín y después de una fuerte subida bien protegidos del sol por la vegetación, empieza otro mundo, otro ”camino”. Estoy en una  pista paralela a la carretera, ni un solo árbol durante kilómetros, son las 2 de la tarde, hace 28ºC y  ya no queda nadie (bueno…muy,  pero que muy,  pocos). Si  la mañana era la cara amable, la tarde será la cruz. Y en medio de ese panorama, me encuentro…

...a un tío que viene corriendo por la carretera en sentido contrario. Que hacen dos chiflados que se cruzan en esas condiciones?  Se saludan y se hablan. Ese “Tio” viene de Charleroi (Belgica), cruzando Francia, España, Llega a Santiago, saluda al Apostol y se va a Roma!!! La Osti…(segunda vez…si sigo así no me la darán la Compostelana) . Michel Drygalski, así se llama, corre unos 40Km cada día y lleva tres meses así. Lo mejor es que ya lo hizo en el 2008. Compartimos unos momentos, intercambiamos información para comunicarnos y…seguimos. Un detalle de lujo: llevamos la mismo zurrón Raidlight!

La última parte de la etapa se parecen mucho a esas salidas de marcha que están tan de moda (en cada bar una parada para beber…Aquarius y comprar agua, visto las pocas fuentes de este tramo) y 6 horas y pico largas  después de salir llego, tostao, a Palas de Rei donde me esperan.

Etapa 2: Palas de Rei - Santiago de Compostela. (70km)
Palas de Rei, día 19 por la noche. Albergue del Benito. Pongo el despertador a los 5 de la mañana. Los nervios y la ilusión a tope, las pilas del frontal y de la cámara digital también.
Lo particular de los albergues es que dormir, lo que se dice dormir, no duermes. Siempre estás inmerso en una sinfonía de sonidos…sin afinar. En cambio vives, mejor dicho convives, con la cara más amable de la gente, en grandes dormitorios que pueden “albergar” (vale el redoble) de igual manera una tertulia vespertina o un hospital de campaña donde cada uno se cura sus heridas.

Palas de Reí, día 20, 5 de mañana. No se mueve nada ni nadie. Reconozco que por esos lares, solo, en el bosque con los ya famosos “endemoniados perros” y  con la luz del frontal creando aún más sombras de las que realmente hay, intimida un poco. Pero lo de “si no somos valientes,  lo parecemos”  da alas, y una cierta euforia me acompaña durante esas primeras frescas y solitarias horas.

Casi sin darme de cuenta llego a Melide  2 horas después.  La oscuridad que me acompañó hasta aquí da paso a la  luz  anaranjada del amanecer que añadida a las brumas crean  o mejor dicho añaden  al paisaje una nota digna de los mejores relatos sobre esta tierra mágica. Ahora sí que voy acompañado y vuelvo a encontrar el ambiente de la primera etapa.

El tramo que va de Melide a O Pedrouzo es, en mi opinión, el más duro. Continuos toboganes que salvan  pequeños valles donde el agua fresca de los riachuelos que los dibujan alegra tus pies (aquí poner violines), acaban machacando las piernas y te preparan para el gran sufrimiento: el tramo de O Pedrouzo hasta O Monte do Gozo. No es que sea duro: es aburrido, interminable, feo como el aeropuerto o como los edificios de la televisión Gallega. Única mención positiva, los preciosos bosques de eucaliptos.
Para añadir sufrimiento en lo “interminable”: no me cuadran los Km (malditos duendes que mueven los mojones), al GPS me salen 4 más!  Pero en fin, 10 horas después, llego al monumento que conmemora la visita de Juan Pablo II a Santiago y, o sorpresa, no veo las torres de la catedral! Recordando un comentario de mi media naranja, me desplazo unos centenares de metros hacia la izquierda donde se sitúan las grandes estatuas de los dos peregrinos que la saludan y ahí sí, las veo, es el “Monte do Gozo”!
 

La Bajada a Santiago no merece ninguna mención especial si no que el agotamiento ya no te deja disfrutar. La única ansia es llegar a la estación de autobuses, quitar las zapatillas y poner las sandalias… ¿de peregrino?

3 comentarios:

Daniel dijo...

Buenas compañero. Este año quiero hacer parte del camino en 3 etapas, dudo entre hacer Ourense-Santiago(108km) o O Porriño-Santiago(118)km. ¿Porque hiciste tu el camino francés?, lo recomiendas mejor que los que yo propongo?.
Gracias y un saludo

JoseFCid dijo...

Hola Daniel.
No sé cual es el mejor pero disfruté muchisimo del camino Frances. Ourense-Santiago tiene que ser durillo (un poco como Sarria-Santiago) conozco gente que hizo Santiago-Ourense en una tirada, si te interesan mas datos, dimelo.
Me gustó tanto la experiencia que tengo pensado para finales de Julio hacer Tui - Santiago (justamente pasa por Porriño). Me parece que Porriño-Santiago unos 96 km.

Un saludo y ya sabes, estoy a tu disposicion!

Daniel dijo...

Tienes razón son 96km,es la misma ruta que tu quieres hacer(el tren me deja en Porriño por eso lo de salir desde ahí).Si la de Ourense es durilla prefiero la de Porriño, que en Sept.tengo la Madrid-Segovia y no quiero pasarme.
Muchas gracias por tu contestación.
Saludos